El Papa recibe al Obispo de Málaga

0

Un grupo de 50 peregrinos de varias parroquias de Málaga ciudad, Marbella, Estepona, Mijas y Nerja, peregrinaron, junto al Obispo de Málaga, D. Jesús Catalá, y al arzobispo emérito de Pamplona, D. Fernando Sebastián, a Roma. En estos días, el Sr. Obispo tuvo la posibilidad de participar en la celebración de la Eucaristía presidida por el papa Francisco.

Tras la Eucaristía, D. Jesús y D. Fernando pudieron saludar personalmente al papa Francisco. D. Jesús Catalá manifestó al Papa  que la diócesis de Málaga reza mucho por él para que el Señor le asista en su difícil tarea de gobernar la Iglesia.  Recordemos que desde el inicio de su pontificado, Francisco ha pedido que recen por él porque es consciente de la especial y ardua misión que tiene el Sucesor de Pedro.

El encuentro fue muy cordial y el Papa estuvo muy afectuoso, atento y mostró gran sencillez. El saludo tuvo lugar después de la Misa concelebrada con el Papa, en la que participaron unas ochenta personas, la mayor parte trabajadores de algunos dicasterios del Vaticano (Penitenciaría apostólica, Academia eclesiástica, Pontificio consejo para la interpretación de textos legislativos). Después del Evangelio el Santo Padre dirigió una breve homilía a los presentes, animándonos a cortar con las situaciones de pecado, sin tener nostalgia de ellas; y a superar la tentación del miedo, mirando siempre hacia delante. Por su parte, D. Fernando le entregó un ejemplar de su último libro “La fe que nos salva” y el párroco del Santo Cristo del Calvario de Marbella, Claudio Barbut, que acompañaba la peregrinación, le hizo entrega de una réplica de la cruz que preside la parroquia, unas cartas y dibujos que los niños de la parroquia han dedicado al Papa, destacando uno titulado “Somos hermanos”, en el que representan a los dos papas, Francisco y Benedicto, mirando al futuro con esperanza.

Los peregrinos también han celebrado la Eucaristía en la Basílica de San Pedro, han visitado la Basílica de Santa María la Mayor y la Basílica Santa María de Trastévere. En palabras del delegado de Peregrinaciones, Claudio Barbut, “disfrutamos de las bellezas arquitectónicas, pero sobre todo espirituales, de estos santos lugares y pudimos rezar en cada uno de ellos, consiguiendo la indulgencia plenaria en este año de la fe. Ha sido un momento entrañable, cuando el día 4 de julio, pudimos celebrar con el Señor Obispo los 37 años de servicio a la iglesia como sacerdote, dando gracias en el Templo de la Basílica Santa María la Mayor, por su entrega a la construcción del Reino de Dios en la Diócesis de Málaga”.

Comentarios están cerrados.