Este viernes comienza la novena a la Patrona de Málaga

0

La Real Hermandad de Santa María de la Victoria inicia este viernes los cultos y actos previos al 8 de septiembre, solemnidad de la patrona de la diócesis y de la ciudad de Málaga. Del 30 de agosto al 7 de septiembre se desarrollará la solemne novena, además durante esos días serán consagrados los niños a la Santísima Virgen y se impondrán medallas a los hermanos. Los hermanos del Rocío tienen una cita ineludible con la excelsa patrona, a quien siempre rendiremos pleitesía por nuestra indiscutible condición mariana y victoriana.

El 30 de agosto comienza la solemne novena, a las 19.30 horas. Esa jornada se llevará a cabo el rezo de las preces de la novena, vísperas solemnes y eucaristía. Del 31de agosto al 7 de septiembre, a partir de las 19:30 se desarrollarán los cultos con el siguiente orden: rezo del santo rosario, preces de la novena y eucaristía que terminará con el canto de la Salve Regina. La cátedra sagrada estará a cargo de Manuel Angel Santiago Gutiérrez.

 Altar de cultos

El presbiterio de la Catedral de Málaga es el lugar donde se ubica el altar de cultos, compuesto por dosel rojo y templete barroco dorado, exornado con cera y flores; Santa María de la Victoria, Patrona de la Diócesis y de la Ciudad de Málaga tiene a sus pies a la imagen de San Francisco de Paula. Esta composición representa el sueño del rey Fernando ‘El Católico’.

Cada día distintos colectivos e instituciones asistirán a los cultos, para participar y realizar ofrendas a Santa María de la Victoria. Igualmente, este año tendrán lugar diversos actos los días 5 y 6 de septiembre, con anterioridad y posterioridad a los cultos:

El sacerdote Manuel Ángel Santiago Gutiérrez, que en la pasada solemnidad de Pentecostés fue predicador del Triduo a María Santísima del Rocío, ha sido nombrado predicador de la Patrona. Nacido en Málaga el 16 de diciembre de 1958, sacerdote diocesano de Málaga, cursó estudios en el Seminario malacitano y licenciado en Teología Dogmática por la Pontifica Universidad Gregoriana de Roma. Es profesor de teología Sacramental en el Seminario Mayor. Ha sido Vicerrector del mismo y colaborador del Seminario Menor. Ha impartido clases en las Escuelas de Agentes de Pastoral de Málaga, Antequera, Ronda y Fuengirola. Ha desempeñado el cargo de consiliario diocesano de la Juventud, párroco de San Juan de la Cruz en el barrio de El Palo y actualmente en Ntra. Sra. del Rosario Coronada, patrona de Fuengirola, donde ha coordinado como consiliario las hermandades y cofradías del arciprestazgo; autor de distintos artículos en revistas como ‘Miriam’ y de varios libros entre ellos ‘La Contemplación del Misterio de Cristo a través de María’ y ‘Raíces: Perspectivas Históricas de Fuengirola’. Es autor de distintos artículos en revistas como ‘Miriam’ y de varios libros entre ellos ‘La Contemplación del Misterio de Cristo a través de María’ y ‘Raíces: Perspectivas Históricas de Fuengirola’. Sustituirá por causa mayor al dominico Justo Cuberos, anunciado con anterioridad.

Breve reseña histórica

La vinculación de Santa María de la Victoria con la ciudad de Málaga nace en agosto de 1487, cuando después de tres meses de asedio, las tropas de Castilla y Aragón no conseguían arrebatar la ciudad al último alcaide andalusí. Según cuenta la tradición el rey Fernando poseía en su oratorio una imagen mariana. En un sueño del rey, un anciano intercedía y pedía ante la Virgen por la consecución de la conquista de la ciudad. Ese mismo día, llegaron a las estancias reales unos religiosos Mínimos enviados por San Francisco de Paula; los frailes entregaron una carta al monarca, en la que a modo de profecía, indicaba al rey que no levantase el cerco porque en tres días la ciudad caería en sus manos. El monarca entendió su sueño como una revelación divina y reconoció en el anciano a San Francisco de Paula y por tanto que la responsable de la victoria, era la imagen de la Virgen que tenía en su oratorio. Tres días después, 19 de agosto, la ciudad comenzaba un nuevo capítulo su historia. El campamento del rey Fernando se encontraba donde actualmente se alza la Basílica y Real Santuario de Santa María de la Victoria. Los frailes fundaron allí la casa Matriz de la Orden Mínima en España y desde aquí comenzaron a expandirse. Por expreso deseo de los Reyes Católicos recibieron el sobrenombre de ‘Victorios’ y fundaron la gran mayoría de los conventos en honor a la malagueña Virgen de la Victoria; actualmente continua siendo abogada de los Mínimos. La imagen de San Francisco de Paula que se puede contemplar en el altar de cultos se encuentra permanentemente depositada en la Catedral.

Comentarios están cerrados.