Fallece Julio González Ruiz

0

En la madrugada de hoy martes día 27 de noviembre ha fallecido Julio González Ruiz, hermano mayor de esta Hermandad Sacramental durante el periodo que abarcó los años 1986 a 1994. Nacido en mayo de 1936, Julio González era vecino del barrio de la Victoria y siempre estuvo vinculado a esta Corporación Nazarena, a la que dedicó buena parte de su vida. El velatorio tiene lugar en la sala 21 del cementerio San Gabriel de Málaga y la Misa de exequias tendrá lugar hoy martes a las 18.30 horas. Con la seguridad de que ya se encuentra en El Rocío del Cielo junto a Jesús de los Pasos y su Santísima Madre, el Hermano Mayor y la Junta de Gobierno ruegan una oración por el eterno descanso de su alma.

TRAYECTORIA COFRADE

Desempeñó numerosos cargos entre los que destaca el de Secretario General y Teniente Hermano Mayor. Fue en 1986 cuando, recogiendo el testigo de Antonio Gómez Téllez, accedió al cargo de Hermano Mayor de la Hermandad del Rocío. Durante su mandato la Hermandad dio un salto cualitativo en patrimonio y en la preparación de cultos internos y externos. De este periodo heredamos la peana de orfebrería de María Santísima del Rocío; el actual guión corporativo (1992); la restauración de María Santísima del Rocío a cargo de Luis Álvarez Duarte (1992); la ejecución del trono de Nuestro Padre Jesús Nazareno de los Pasos, con diseño y ejecución de los también recientemente fallecidos Jesús Castellanos Guerrero y Antonio Martín Fernández (1993) y la restauración del trono de nuestra titular a cargo de los talleres de Orfebrería Villareal (1994).

Bajo la presidencia de Jesús Saborido Sánchez en la Agrupación de Cofradías de Semana Santa de Málaga, Julio González jugó un papel destacado como Presidente de la Comisión de Sillas y Tribunas, área que sufrió una profunda reforma y modernización informática.

En el año 1994 se incorporó a la junta de gobierno presidida por Félix Fernández Tinoco como Teniente Hermano Mayor. En las elecciones celebradas en junio de 1998, Julio González optó nuevamente al cargo de Hermano Mayor. El proceso en el que terminó como ganador en las urnas, fue anulado por el Obispado de Málaga y derivó en el nombramiento de una comisión de gobierno y dos gestoras, última de las cuales  fue presidida por Cristóbal Peñarroya Sánchez y en la que Julio González ocupó un lugar destacado.

En 2004 y con la llegada de Antonio Pino del Olmo al cargo de Hermano Mayor, Julio González fue nuevamente requerido para formar parte de la junta de gobierno.

Julio González Ruiz

PERSONALIDAD

En el año 2010, Julio González fue entrevistado por Gonzalo León Rivas, redactor de la revista Rocío que edita esta Hermandad. Reproducimos aquí el texto íntegro de la entrevista, con una breve introducción realizada por Álvaro García Claros y las declaraciones de quien fuese Hermano Mayor:

Todos los hermanos que tengan un poco de memoria cofrade, pueden afirmar que a finales de la década de los ochenta y principios de los noventa del pasado siglo la hermandad del Rocío vivió unos de los momentos más brillantes de su historia, centrándonos en la época contemporánea de la Semana Santa en Málaga, a partir de 1921. Sería injusto recordar aquellos años  desde un punto de vista cofrade como un reflejo de la edad de oro que vivió la Semana Santa al incrementar notablemente su patrimonio artístico, la aparición de las llamadas “cofradías nuevas” y al sumar considerablemente el número de hermanos y de nazarenos a su cortejos.

Dentro de aquel contexto social y económico que propició  su auge, la sólida formación católica y la eficaz gestión de los no tan numerosos recursos de los que disponía, hacen que, Julio González Ruiz, sea reconocido como uno de las personas más significativas en el cambio de la Cofradía del Rocío para adaptarla y situarla en cabeza de los nuevos tiempos dentro de las hermandades y cofradías andaluzas. 

Para Julio González su mayor logro, como se desvela en esta conversación, no se basa en aspectos externos, sino que estos son consecuencia y quedan subordinados a la unión de hombres y mujeres con un mismo sentimiento, que es donde reside el verdadero valor de esta Hermandad. Juntos y sólo así, con Julio González al frente en el amor a Jesús Nazareno de los Pasos y María Santísima del Rocío, fueron capaces de todo ello..

¿Cuáles fueron sus comienzos en nuestra hermandad?

El aspecto afectivo comenzó cuando, al anochecer de los Martes Santo, mi madre me llevaba cogido de la mano a ver la salida de la procesión, aun recuerdo a María Santísima del Rocío, esplendorosa, toda de blanco, iluminada por las velas del trono que resaltaba en la noche. De mayor me hice hermano de la cofradía, y posteriormente me integré en la junta de gobierno.

¿Qué cargos ha ocupado desde que forma parte de la corporación?

Inicié mi andadura como secretario general, de este cargo pasé a ser teniente de hermano mayor, siendo más adelante nombrado en cabildo general de elecciones hermano mayor.

¿Qué etapa recuerda con más afecto?

No puedo aislar una etapa, todo mi recorrido como responsable de la Hermandad está repleto de satisfacciones, quizá la etapa que dices la cambiaría por los muchos amigos que junto a mí han trabajado para la cofradía.

¿Qué queda en la hermandad de la etapa en la que usted comenzó como hermano?

El espíritu cofrade, el amor a nuestros Sagrados Titulares, el afán por trabajar para la cofradía, el compañerismo, etc. En el aspecto material, queda todo lo que en su día se realizó bien.

Actualmente es usted consejero de la hermandad. ¿Podría hacer un análisis personal del estado actual de la cofradía?

Personalmente pienso que en la actualidad la situación de la cofradía esta en el momento clave para conseguir llevarla a una situación privilegiada dentro de la semana santa malagueña. Es una tarea ardua, pero estudiando buenos proyectos y trabajando todos juntos se consigue. Sin olvidar nunca que debemos dedicar gran parte de nuestros esfuerzos, como entidad religiosa que somos, a ayudar al prójimo. La obra social hay que potenciarla con becas para niños necesitados, asistencias de todo tipo a las familias con problemas, etc. Debemos ser un referente en nuestro barrio.

¿Cómo prevé el futuro de la hermandad a medio plazo?

Me has preguntado sobre el pasado, el presente y el futuro. No soy adivino, sin embargo es de prever que si se pone imaginación y el entusiasmo de todos, crecerá en patrimonio, religiosidad y prestigio dentro del entorno de la Semana Santa.

¿Cuál es el sello característico que nos diferencia de las demás cofradías?

Entiendo que una gran diferencia la significa nuestra sagrada titular María Santísima del Rocío. Es una virgen de pasión que tiene una tenue sonrisa, no lleva lágrimas y va vestida toda de blanco. Características que nunca nadie debería modificar y nadie debería permitirlo.

La nuestra es una hermandad muy popular. Aún así, hay momentos en los que el número de personas que acompañan a los titulares es muy inferior al que debiera. ¿A qué se debe esto? ¿La solución pasa por el cambio de horarios?

Esto siempre ha ocurrido. Es cierto que somos una hermandad muy popular, pero a veces nos gustaría una mayor participación. Analizar las causas es difícil porque son varias y complejas; ahora bien, creo que un cambio en el horario no es la solución. Habrá hermanos que se adapten mejor a un cambio pero otros no. Pienso que no serviría para nada en la solución de este problema.

¿Cómo ve la hermandad en la calle? ¿En qué destaca? ¿De qué carece?

Ordenada, seria y luciéndose. Lógicamente destaca por nuestros sagrados titulares. La cofradía no carece de nada en la calle aunque las cofrades siempre quieren mas insignias, mas bordados, etc. Es tan digna la cofradía en la calle que no necesita nada más.

El trono del Señor es una de las grandes obras de la semana santa malagueña y usted fue parte importante en su ejecución. ¿Necesita la virgen un nuevo trono? 

¿Considera el que tiene como el definitivo?

Nada es definitivo, tampoco una obra de orfebrería. El actual trono de la virgen es una pieza magnífica que mejora con las modificaciones y reformas que se le han hecho y se le siguen haciendo. En la cofradía existe un proyecto de trono para la virgen, fue el primero de un concurso que se efectuó para ello, una obra excepcional, que no se pudo llevar a la realidad porque su coste rebasaba cualquier presupuesto.

Es usted de la vieja escuela con respecto al mundo de los hombres de trono. ¿Se trabaja ahora menos que antes bajo el varal?

No, nada de eso. Los hombres de trono son conscientes, antes y ahora, de llevar a sus titulares sobre los hombros, sacan las fuerzas necesarias para que su recorrido por las calles de Málaga sea magistral.

Existe una evolución en la forma de llevar los tronos en Málaga. La importancia de ir acompasados con la música y la concienciación de los hombres de trono se está imponiendo actualmente. ¿Qué opina al respecto? ¿Le parece bien que en nuestra hermandad se forme a los hombres de trono para que puedan realizar mejor y con más decoro la salida del Martes Santo?

No percibo ninguna evolución en llevar los tronos. Desde siempre ir acompañado por una agrupación musical es básico, es una importante ayuda para los hombres de trono. No creo necesario formar a los portadores, ellos hacen un importante trabajo, lo hacen muy bien y con un decoro que es digno de elogio.

¿A quién echa en falta en la hermandad?

A los que ya no están con nosotros. Recuerdo a don Francisco Ruiz Furest, fue un muy querido director espiritual, un enamorado de la cofradía, sus consejos y directrices espirituales nos hacia mucho bien, además era un buen amigo mío. Otros compañeros y amigos que echo en falta, que juntos trabajamos, son Evaristo Puyet, Francisco Gutiérrez “kuki”, José María Rosado, Eduardo Lupiáñez y otros más.

¿Hay cantera en la cofradía para desarrollar con solvencia un proyecto de futuro?

Desde luego. Siempre la hermandad ha sido generadora de amplia cantera. A los jóvenes hay que encauzarlos, enseñarle a querer a la cofradías, que formamos parte de una entidad religiosa y que nos debemos a nuestros Sagrados Titulares. Entiendo que la mejor manera de inculcarles todo esto, es con el ejemplo por parte de los dirigentes.

¿Qué le parece la nueva casa de hermandad?

Afortunadamente tenemos con nosotros a don Cristóbal Peñarroya y a su familia, que nos ha proporcionado una inigualable casa de hermandad, que nos facilita el trabajo, nos enorgullece y es admirada por todos los cofrades malagueños. La enorme generosidad de la familia Peñarroya, debe ser y así es, correspondida con el mayor de los agradecimientos y el mejor de los deseos de futuro en un futuro de prosperidad y sobre todo de bienestar para toda la familia.

¿Cuál debe ser el objetivo fundamental y prioritario de nuestra corporación?

La generosidad, en nuestra aportación a la hermandad, en el trato con todos los hermanos, en nuestra relación con la iglesia, pero sobretodo lo mas importantes, ejercer la generosidad con las personas, que debido a aciagas circunstancias, carecen de lo mas elemental, es decir, cariño, alimentos y compañía.

¿Qué momento no olvidará Julio González de su periodo como hermano mayor? 

Son muchísimos, pero si tuviera que elegir uno sería el día que María Santísima del Rocío volvió a su casa tras la restauración de Duarte. Se fue guapa y volvió más guapa

Y alguno para borrar?

Ninguno. Los pocos malos momentos son borrados por los muchos buenos.

Para finalizar le da las gracias…

A mis hermanos del Rocío, les diría que tengan perseverancia, en el cariño a la cofradía, en la ayuda de todos necesita, en su ejemplo como cofrades comprometidos y sobretodo, perseverar y crecer en devoción hacia nuestros Sagrados Titulares. Todos necesitamos de ellos, por eso debemos devolverles lo que nos dan ejerciendo de buenos cofrades.

Comentarios están cerrados.