La Novia de Málaga

Madre, con la certeza de que nos amas, te pedimos derrames sobre nosotros el Rocío de tu Gracia y nos permitas gozar contigo en el Cielo.

rocio_coronada_malaga

Siempre ataviada de blanco, la Virgen del Rocío no tardó en convertirse en referente devocional malagueño y andaluz

La imagen de María Santísima del Rocío fue realizada por el imaginero valenciano Pío Mollar Franch en 1935. Fue salvada de la quema de conventos de 1936 por los hermanos Rafael Fernández Muñoz y José Pacheco Salinas. Vino a sustituir a la original, también obra de Pío Mollar, realizada en 1931 y que fuera destruida en los vandálicos sucesos de mayo de ese mismo año. Con anterioridad, la Hermandad tuvo como titular una imagen dolorosa y que fue regalada por una familia malagueña. Esta imagen, de autor desconocido, no llegó a salir en procesión.

La Virgen del Rocío, que actualmente recibe culto en el altar mayor de la Iglesia de San Lázaro, es una imagen barroca, de cuerpo entero y fina policromía. Presenta una leve inclinación de la cabeza hacia el lado izquierdo, nariz recta, labios entreabiertos y ojos de profunda mirada. No presenta lágrimas en el rostro. Su expresión representa un término medio entre alegría y tristeza pionero en la imaginería cofrade malagueña.

Con pelo natural y pabellones auditivos al descubierto, la imagen se asemeja más a una representación gloriosa de la Virgen María que a una dolorosa. La vestimenta que luce -de color blanco- durante los 365 días del año hace que se diferencie, aún más si cabe, del resto de imágenes de la Virgen de la Semana Santa malagueña.

La gran devoción que recibe, casi desde el mismo día que fue bendecida, hizo que la Hermandad de los Pasos pasara a conocerse como la del Rocío.

En 1992, el imaginero hispalense Luis Álvarez Duarte realizó una restauración de la policromía de la imagen para devolverle el esplendor originario perdido con el paso de los años.

Desde finales de la década de los sesenta, la Virgen del Rocío luce la medalla de la ciudad de Málaga, otorgada a quien fuera hermano mayor de esta Hermandad, Excmo. Sr. D. Francisco García Grana.

En 2006, coincidiendo con el 75º aniversario de su bendición, la Junta de Gobierno llevó a tramite el proceso de Coronación Canónica de María Santísima del Rocío, que tuvo respuesta positiva el 24 de julio de 2012.

No es difícil imaginar cómo surgió el sobrenombre de “Novia de Málaga”. Narran las crónicas locales de 1931 que las albas vestiduras que lucía la imagen en su primera salida de Martes Santo hicieron que el pueblo malagueño la bautizara de esta forma, convirtiéndose desde esa misma noche en una de las imágenes con mayor devoción en la ciudad.

La Virgen del Rocío cuenta con varias calles de la ciudad que lucen su hermoso nombre: la plaza Virgen del Rocío y las calle Virgen del Rocío y Lagunillas del Rocío respectivamente.

El 12 de marzo de 2015 le fue entregado el Escudo de Oro de la Provincia de Málaga, galardón otorgado por la Diputación Provincial, en una emotiva ceremonia que tuvo lugar en la Iglesia de San Lázaro.

El 11 de septiembre de 2015 recibió la Medalla de Oro de la Agrupación de Cofradías de Semana Santa de Málaga. Cuenta además con el escudo de oro de numerosísimas instituciones locales y regionales.

Coronada canónicamente en la Catedral de Málaga por el Obispo Jesús Catalá el 12 de septiembre de 2015 -fecha que entró por méritos propios en los anales históricos de la ciudad por las multititudinarias muestras de fervor popular en torno a la Virgen del Rocío- con un halo de doce estrellas realizado por el taller de Juan Borrero, según diseño de Eloy Téllez Carrión y de Curro Claros.

El Lunes Santo de 2016 el Hermano Mayor, Juan José Lupiáñez, colocó en su pecho la Medalla de Oro de la Ciudad de Málaga, que fue otorgada a la Cofradía por el Ayuntamiento ése mismo día ante la presencia del Sr. Obispo y de las más distinguidas autoridades locales.

Las Camareras

La Camarera Mayor -esposa de cada Hermano Mayor vigente- encabeza el cuerpo de Camareras de la Santísima Virgen, que tienen el privilegio de vestir a la imagen. Las camareras tienen la obligación de guardar y velar por todo lo que concierne a los vestidos, mantillas, joyas y sayas de la Santísima Virgen.

La Princesa de Asturias, Su Alteza Real Doña Leticia Ortiz Rocasolano, es Camarera de Honor de la Sagrada Imagen desde el año 2006.

El vestidor de la Sagrada Imagen es Curro Claros.

Culto interno

La Señora preside la iglesia de San Lázaro desde el altar mayor durante los doce meses del año.

En Pentecostés, que según el año varia entre los meses de mayo y junio, la Hermandad celebra un solemne triduo a María Santísima del Rocío. El lunes de Pentecostés, la Sagrada Imagen está expuesta en devoto besamanos durante todo el día.

El trono

¡No hay suficiente corona para coronar tu grandeza, Rocío! Reina sin dolor que salpica a Málaga del Rocío de su Gracia

¡No hay suficiente corona para coronar tu grandeza, Rocío! Reina sin dolor que salpica a Málaga del Rocío de su Gracia

Realizado en 1967 por los talleres Villareal, de Sevilla, según diseño del malagueño Juan Casielles Del Nido. Está realizado en metal cincelado y plateado, de estilo neobarroco. Tiene unas dimensiones de 3,48 metros de ancho y 4,80 metros de longitud. La altura del cajillo es de 60 centímetros. En la calle, la altura total del conjunto supera los los cinco metros y medio. Los varales tienen una longitud de 13 metros de largo.

El Martes Santo, el trono pesa en conjunto cerca de 4.000 kilos y es llevado por 225 hombres. Bajo la mesa, denominada Laceria, van otros 25 hermanos.

En el frontal del trono figura la excelsa Patrona de Málaga, Santa María de la Victoria, custodiada por dos ángeles mancebos que cantan a María. Esta replica de la patrona de Málaga es obra de Francisco Buiza Fernández. Alrededor del Trono figuran cartelas que representan los misterios del Rosario, obra de Villareal y policromía de Juan Manuel García Palomo. En ambos costados del cajillo se presenta una capillas central, protagonizadas por dos representaciones marianas: Asunción e Inmaculada, obras del imaginero extremeño Manuel Carmona. El resto del cajillo se complementa con doce capillas menores con ángeles mancebos con instrumentos musicales. En la base de cada uno de los arbotantes figuran dos ángeles querubines realizados en orfebrería.

La candelería de María Santísima del Rocío es obra de los talleres de Manuel de los Ríos, siendo donada en su totalidad por hermanos de esta Sacramental victoriana, como muestra de amor a la Novia de Málaga. El Palio está bordado sobre malla de oro. Ejecutado por Talleres Bordados de  Brenes (2008) con diseño de Eloy Téllez Carrión. El manto que actualmente luce la Novia de Málaga, es obra de Felicitación Gaviero en 2015, realizado en tisú de plata y bordado en oro y sedas según el diseño de Eloy Téllez.